Cómo alcanzar objetivos con un tren ágil de lanzamientos
Ágil

Cómo alcanzar objetivos con un tren ágil de lanzamientos

La base de transformación ágil es descomponer una aplicación monolítica en las unidades más pequeñas posibles y construirlas de forma iterativa e incremental. A veces, al centrarse en las unidades más pequeñas, puede perderse la visión de conjunto.

En respuesta a ese enigma surgió el Agile Release Train. Veamos qué es y cómo ayuda.

¿Qué es un Agile Release Train?

Un tren de liberación ágil (ART) es un equipo de equipos ágiles que construye soluciones en un flujo de valor. Un tren de liberación ágil típico es

  • De larga duración, con miembros del equipo experimentados que mantienen el fuerte
  • Alineado con una misión empresarial y tecnológica compartida
  • Organizado en torno a los flujos de valor de la empresa
  • Un equipo de equipos, que suele incluir entre 50 y 125 personas
  • Multifuncional con capacidades para definir, crear, lanzar, operar y mantener el software

El Scaled Agile Framework visualiza el tren de lanzamiento ágil de la siguiente manera.

Tren de lanzamiento ágil interfuncional

cross-functional Agile Release Train (Fuente:%img/) Marco Ágil Escalado )_

¿Por qué necesitamos un Agile Release Train?

Dentro de las grandes organizaciones, incluso aquellas que siguen el desarrollo ágil y la gestión de proyectos, puede haber silos que inhiben la entrega de valor. Por ejemplo, cada unidad de negocio puede tener sus propios equipos ágiles trabajando en silos, duplicando el trabajo. El modelo de tren de lanzamiento ágil evita esto.

Transferencias eficaces: Los equipos más grandes facilitan un flujo de información más rápido, lo que permite mejores transferencias.

Colaboración significativa: Los silos suelen tener sistemas políticos y de liderazgo que impiden la colaboración. Las ART lo evitan.

Enfoque en el valor: Las ART garantizan que una organización ofrezca el valor prometido mediante la creación de soluciones que generen valor para el cliente.

Principios básicos de un tren de lanzamiento ágil

El mundo del desarrollo ágil de software está lleno de marcos y modelos que pueden ayudar a los equipos a hacer más, mejor o más rápido. Scrum es un enfoque de desarrollo popular. Kanban es un estilo de gestión de proyectos preferido. DevOps vs. ágil es un debate interminable.

Para entender realmente lo que significan los Agile Release Trains y cómo funcionan, empecemos por sus principios básicos. Además de scrum ágil principios como el desarrollo iterativo, la mejora continua, la colaboración interfuncional, la orientación al cliente, etc., he aquí algunos principios específicos de ART.

Organizado en torno al valor

En lugar de organizar los equipos en torno a funciones o departamentos, el ART se estructura en torno a flujos de valor de desarrollo. Aprovechando el pensamiento lean, los trenes de lanzamiento ágiles reúnen a un conjunto de equipos ágiles que pueden entregar y dar soporte a un producto significativo.

Además, cuando el flujo de valor ha caducado, el mercado ha cambiado o la organización ha pivotado, los ART pueden reorganizarse en torno a otro valor de la red.

Alineación de equipos

Los trenes de liberación ágiles están alineados con misiones empresariales y tecnológicas compartidas. Este principio es crucial para mantener la coherencia y el enfoque a través de múltiples equipos ágiles.

Una de las formas en que los ART garantizan la alineación es mediante la planificación exhaustiva del incremento de programa (PI). Durante la planificación del PI, todos los equipos del tren de lanzamiento ágil se reúnen para fijar objetivos compartidos, comprender las dependencias y establecer una hoja de ruta colectiva.

Calidad integrada

Los equipos ágiles que forman el ART se reúnen para establecer estándares de calidad del producto. Eligen prácticas como el desarrollo orientado a pruebas (TDD) o la automatización de las pruebas pruebas ágiles para reforzar la entrega.

Estas prácticas ayudan a identificar y abordar los defectos en una fase temprana, reducen la deuda técnica y garantizan que el producto final cumpla las normas exigidas en toda la organización.

Cadencia y sincronización comunes

Los equipos ágiles suelen trabajar de forma independiente. Esto dificulta la colaboración en tiempo real y una visión global del valor organizativo. Los trenes de lanzamiento ágiles resuelven este problema haciendo hincapié en la importancia de dos principios:

  • Cadencia: Eventos realizados de forma regular, como demostraciones de sistemas, planificación de iteraciones, etc.
  • Sincronización: Programación de sprints, iteraciones y ciclos de IP de forma concurrente entre todos los equipos del ART para gestionar mejor las dependencias

Esto garantiza que las iteraciones y la mejora continua no se limiten a las unidades individuales y que todo el sistema evolucione de forma cohesionada.

Mantenidos unidos por roles críticos

Cada equipo ágil dentro del ART tiene roles interfuncionales. Sin embargo, para mantener unido al ART como una unidad que funciona, se diseñan unas cuantas reglas.

  • Ingeniero del tren de lanzamiento: Al igual que un Scrum Master, los ingenieros de release train facilitan la ejecución, eliminan los obstáculos, entrenan a los equipos, etc.
  • Director de producto: Supervisa el backlog de ART y toma decisiones sobre la hoja de ruta del producto
  • Arquitecto de sistemas: Define la arquitectura de las soluciones en el flujo de valor
  • Propietarios de empresas: Garantiza la alineación con los resultados empresariales

Ahora que ya sabes cómo encajan los trenes de lanzamiento ágiles en el contexto del desarrollo ágil de software, veamos cómo puedes implantar el marco en tu organización.

Cómo implantar un tren de versiones ágil

En esencia, un Agile Release Train es una organización virtual, sin la estructura jerárquica tradicional. Por lo tanto, es una colección de equipos que trabajan en sprints, productos, iteraciones, historias de usuario y errores dentro del flujo de valor.

Para mantener unidos a los equipos y dirigirlos en la dirección correcta, implanta tu tren de liberación ágil de forma meditada. Una buena herramienta de gestión de proyectos ágiles como ClickUp puede ofrecer un impulso significativo. He aquí cómo.

1. Definir el flujo de valor

Empiece por definir el flujo de valor. Los flujos de valor suelen ser de dos tipos:

  • Operacionales: Pasos para entregar un producto/servicio al cliente. Puede tratarse de fabricación, comercio electrónico, cumplimiento, procesamiento de pagos, etc.
  • Desarrollo: Pasos para convertir un proceso empresarial en un producto tecnológico

Aunque están estrechamente interrelacionados, los trenes de lanzamiento ágiles se centran más en el flujo de valor del desarrollo.

Identifique el valor principal que sus equipos ofrecen al cliente y trace el proceso desde el concepto hasta la entrega. Organice talleres con las principales partes interesadas para recabar información detallada sobre cómo fluye el valor a través de su organización: documente cada paso, desde la generación de la idea inicial hasta la entrega final y el soporte. Pizarras ClickUp es un lugar estupendo para trazar tus procesos de forma visual y compartirlos con todos los miembros del equipo para colaborar de forma asíncrona más adelante si es necesario. Dado que se trata de una pizarra digital herramienta ágil por supuesto, puede actualizar el flujo de valor a medida que evoluciona.

Pizarras ClickUp

mapas de procesos con Pizarras ClickUp

2. Organizar equipos en torno al flujo de valor

Reúna de 5 a 12 equipos ágiles, cada uno de los cuales se centrará en aspectos diferentes del flujo de valor y trabajará para alcanzar el mismo objetivo general. Asegúrese de que cada equipo sea interfuncional, con desarrolladores, probadores, diseñadores y propietarios de productos.

Por ejemplo, un equipo puede encargarse del desarrollo del frontend mientras que otro gestiona los servicios de backend, pero ambos trabajan en la misma planificación de lanzamientos para desarrolladores. Unas funciones y responsabilidades claras dentro de cada equipo ayudan a optimizar la colaboración y la eficacia.

3. Crear un backlog de programas

Cree un programa de backlog que sirva como única fuente de información sobre lo que el ART va a construir.

  • Rellénelo con las características derivadas del mapeo del flujo de valor
  • Trabaje con los propietarios de los productos para priorizar los elementos en función de su valor para el cliente y la estrategia empresarial general
  • Hacer que cada elemento del backlog esté bien definido con criterios de aceptación claros
  • Revisar y actualizar periódicamente el backlog para reflejar los cambios en las prioridades y los nuevos conocimientos

Este backlog guía el trabajo de todos los equipos dentro de ART, garantizando la alineación y el enfoque. Por lo tanto, una herramienta centralizada como ClickUp tasks es necesaria para mantener toda la información en un solo lugar.

Dentro de las tareas de ClickUp, puede añadir una descripción para cada elemento del backlog, establecer criterios de aceptación en las listas de comprobación, asignar al miembro del equipo correspondiente, colaborar mediante comentarios anidados, establecer la prioridad, personalizar los tipos de tareas y mucho más.

Tareas ClickUp

Tareas ClickUp para trenes de liberación ágiles

4. Planifique los incrementos de su programa

Programe reuniones periódicas de planificación de los incrementos del programa para alinear a todos los equipos del ART en torno a objetivos y entregables comunes. Cada incremento suele durar entre 8 y 12 semanas. Puede automatizar esto como un evento recurrente en la vista Calendario de ClickUp.

bonificación: Si usted es nuevo en la planificación de sprints, aquí está todo lo que necesita saber acerca de planificación ágil de lanzamientos para desarrolladores .

5. Establecer objetivos

Con un equipo de 50-125 miembros que trabaja en incrementos de 8-12 semanas, el proyecto puede volverse inmanejable. Fijar objetivos claros y hacer un seguimiento periódico de los mismos puede arreglarlo. Así que crea un sistema que los equipos puedan utilizar para centrar su atención.

Utilice Objetivos de ClickUp para:

  • Establecer objetivos numéricos, monetarios, verdadero/falso o tareas
  • Crear objetivos de sprint, objetivos de incremento, etc.
  • Conectar tareas a objetivos y realizar un seguimiento automático del progreso
  • Publicar objetivos para que todo el equipo pueda ver el progreso

Objetivos de ClickUp

Establezca, controle y alcance sus objetivos con ClickUp Goals

6. Revise y ajuste

Elabore informes: Siga el progreso de todos sus objetivos en un solo lugar. Elija las métricas que son importantes para su flujos de trabajo ágiles y crear informes personalizados.

Por ejemplo, con la ayuda de diagramas de burndown ágiles con los gráficos de burndown ágiles, puede realizar un seguimiento preciso del progreso de cada sprint. Los gráficos de burnup, la vista de la carga de trabajo acumulada, la velocidad del equipo, etc., proporcionarán información valiosa.

/img/ https://clickup.com/blog/wp-content/uploads/2024/06/software\_sprints_dashboards-1400x842.png Cuadros de mando ClickUp para trenes de lanzamiento ágiles /img/ Cuadros de mando ClickUp para trenes de lanzamiento ágiles

Realice retrospectivas: Revise el rendimiento al final de cada IP para reflexionar sobre lo que funcionó bien y lo que no. Utiliza estos comentarios para mejorar continuamente los procesos y las prácticas.

Fomentar una retroalimentación abierta y sincera: Crea una cultura de feedback continuo y oportuno entre los miembros de todos los equipos ágiles. He aquí por qué es necesario.

bonus_: Para inspirarte, mira cómo Gabriel Hoffman, ingeniero de soluciones en ZenPilot, utiliza ClickUp para implementar scrum .

El papel de la retroalimentación en los trenes de lanzamiento ágiles

En todos los modelos de trabajo ágiles, el feedback desempeña un papel crucial. Lo mismo ocurre en los trenes de lanzamiento ágiles.

Feedback empresarial: Los ART colaboran con los equipos empresariales para comprender si la solución entregada ha cumplido los objetivos empresariales.

Comentarios de los clientes: Los ART buscan activamente la opinión de los clientes sobre sus incrementos como forma de validar el valor. Esto puede realizarse internamente, como el seguimiento del uso, las tasas de retención, los comentarios en las redes sociales, etc. O en colaboración con el usuario, como encuestas o entrevistas.

Retroalimentación tecnológica: Las ART realizan pruebas de integración periódicas y picos técnicos para recabar opiniones sobre la tecnología. Varios procesos de seguimiento también aportan información al equipo de infraestructura.

Feedback del equipo: Varios equipos que trabajan juntos como una unidad necesitan información sincera y de confianza. Los equipos de ART hablan abiertamente en revisiones y retrospectivas para comprender los aspectos de comportamiento del trabajo conjunto y limarlos en caso necesario.

Comentarios de la dirección del proyecto: Otro aspecto clave de la retroalimentación es lo bien que se gestionan los proyectos. La utilización de los recursos, la puntualidad de la entrega, el cumplimiento de las normas, etc., pueden deducirse de los cuadros de mando de gestión de proyectos, que pueden utilizarse para mejorar la productividad y la eficiencia.

El impacto de los trenes de lanzamiento ágiles en el proceso de desarrollo de software

Desde el cambio de siglo, el desarrollo de software ha experimentado un cambio radical. Los equipos de desarrollo ágil del pasado sufrían de:

Equipos fragmentados: Los equipos ágiles tradicionales funcionaban bien dentro de sí mismos, con una gran optimización local. Sin embargo, a nivel de toda la organización, los silos permanecían con una coordinación limitada, lo que provocaba desalineación e ineficiencias.

Calidad incoherente: Los equipos fragmentados tenían diferentes estándares de calidad, lo que daba lugar a productos incoherentes y mayores errores en toda la cadena de valor.

Ciclos de retroalimentación lentos: La retroalimentación de las partes interesadas y los usuarios era lenta, lo que resultaba contraproducente para los ciclos de sprints acelerados a los que aspiraban los equipos.

Colaboración subóptima: Los equipos independientes trabajaban de forma asíncrona, lo que creaba lagunas de visibilidad y afectaba a la visión de conjunto.

Los trenes de lanzamiento ágiles llegaron como solución a todos estos problemas a los que se enfrentan los equipos de desarrollo de software. Aportó las ventajas de la agilidad para atender las necesidades de organizaciones grandes y complejas.

Con ART, las empresas consiguieron:

Realización del valor: El enfoque de ART, basado en el flujo de valor, garantiza que todo el trabajo de desarrollo de software se centre en aportar valor al cliente.

Mejor coordinación de los equipos: ART reunió sistemáticamente a varios equipos ágiles, fomentando una mejor coordinación y alineación en torno a metas y objetivos compartidos.

Calidad integrada: Las prácticas de calidad se integraron en todas las fases de desarrollo, lo que permitió obtener resultados coherentes y de alta calidad en todo el flujo de valor.

Circuitos rápidos de información: La sincronización y la cadencia común garantizan revisiones y retrospectivas puntuales para una retroalimentación más rápida y unos ajustes con mayor capacidad de respuesta.

Entrega acelerada: ART permitió ciclos de entrega más cortos y predecibles, permitiendo lanzamientos más rápidos y una mejor adaptabilidad a los cambios del mercado.

Desafíos en la implantación de trenes de liberación ágiles

A pesar de las ventajas mencionadas, la implantación de un tren de entregas ágil no está exenta de dificultades. Cuando los equipos ágiles adoptan ART, pueden enfrentarse a lo siguiente.

Cambio cultural

Adoptar ART requiere un cambio cultural significativo dentro de la organización. Los equipos que están acostumbrados a trabajar en pequeñas configuraciones, de forma independiente y asíncrona, pueden encontrar la estructura más grande de ART inquietante.

Por ejemplo, los sprints sincronizados o la cadencia común de las retrospectivas pueden resultar asfixiantes. Para evitar este trastorno, los responsables de ART deben introducir la idea lentamente y crear consenso en la organización.

Curva de aprendizaje inicial

La curva de aprendizaje inicial para comprender y adoptar las prácticas de ART puede ser empinada para muchos equipos. ART introduce nuevas funciones, ceremonias y prácticas que los miembros del equipo deben aprender rápidamente e integrar en sus flujos de trabajo diarios.

Por ejemplo, la Inspección y Adaptación (I&A) se lleva a cabo al principio de cada iteración, además de la retrospectiva al final de cada iteración.

Proporcionar una formación completa, recursos y tutoría puede ayudar a mitigar este desafío, permitiendo a los equipos una transición más suave y empezar a darse cuenta de los beneficios de ART.

Gestión de dependencias

Gestionar las dependencias entre varios equipos dentro de un tren de lanzamiento ágil puede ser una pesadilla. Garantizar que todos los equipos estén alineados y que su trabajo se integre sin problemas requiere una planificación y coordinación meticulosas.

Para evitarlo, establece:

  • Canales de comunicación claros: Por ejemplo, la vista de chat de ClickUp consolida todos los mensajes garantizando que no se pierda nada aunque haya mucho ruido
  • Herramientas de gestión visual: Un tablero de dependencias -que muestra las tareas que dependen unas de otras- ayuda a los equipos a identificar y abordar las dependencias en una fase temprana

Gestione eficazmente su tren de versiones ágiles con ClickUp

Las prácticas ágiles son fantásticas para los equipos de desarrollo de software pequeños. De hecho, las prácticas ágiles recomiendan dividir los equipos grandes en unidades más pequeñas para mejorar la eficacia y la calidad.

Sin embargo, esto suele crear un problema de escala. Los trenes de lanzamiento ágiles son la respuesta al problema de escalar las prácticas ágiles en grandes organizaciones. Los grandes trenes de lanzamiento ágiles alinean varios equipos en torno a objetivos compartidos, sincronizan esfuerzos, crean coherencia en la búsqueda de soluciones y ofrecen flujos de valor empresarial.

La implantación y gestión de un marco ambicioso como el tren de lanzamiento ágil requiere una herramienta de gestión de proyectos sólida, completa, flexible y personalizable. Desde la descripción de tareas hasta la gestión de dependencias, tiene que hacerlo todo.

ClickUp está diseñada exactamente para eso. ClickUp para equipos ágiles le permite gestionar flujos de valor -y poner fin a los que ya ha terminado- sin esfuerzo. Le permite ver el panorama general, así como acercarse a los detalles más minuciosos. Sirve a individuos, proyectos, equipos y equipos de equipos, como el tren de lanzamiento ágil. Prueba ClickUp gratis hoy mismo ¡!